domingo, 1 de julio de 2012


Un día libre!
(Si alguien está interesado en saber el progreso de las negociaciones para el día de hoy, este no es el post indicado)

Como delegadas de la AMGS, teníamos derecho a escoger un día libre para salir de Rio Centro y relajarnos un poco. Para esto, se formaron grupos con distintas opciones de actividades.
Nuestro grupo eligió el día domingo, para ir a ver el Cristo Corcovado y visitar el mercado hippie del que teníamos muy buenas referencias.

Pero no es de estas opciones turísticas en Rio de Janeiro de las que quiero hablar, sino de lo que realmente me marcó de este día: La hermandad Guía

Y es que es sencillamente increíble cómo funciona este movimiento. Hace una semana éramos perfectas desconocidas, y ahora nadie dudaría en decir que somos amigas desde la infancia. Corriendo abrazadas por las calles de Río y llegando a las posiciones más difíciles para tomar las mejores fotografías y los mejores perfiles de cada una, la implícita prioridad del paseo parecía ser “hacer de este día libre un momento memorable para la otra”.


Esto es algo que solo pasa en las guías. Encontrarte con un grupo de mujeres que viven al otro lado del planeta y tienen como lenguaje materno algo que ni siquiera comprendes, pero que saben las mismas canciones raras que tu sabes y trabajan por los mismos objetivos, con niñas y jóvenes con las mismas edades y preocupaciones que con las que tú trabajas… es sencillamente increíble.

Luego de mil fotos y no muchas compras, nos dimos cuenta que apenas teníamos algunos reales cada una, y tuvimos que hacer como una alcancía común donde cada una puso lo que tenía para lograr tomar un taxi. Nadie se fijó en cuanto pusieron las demás, y mágicamente logramos llegar a casa. Me siento muy orgullosa de mi portuñol y su gran aplicabilidad al pedir direcciones!  ;)

Llegamos cansadas, pero contentas y con ganas todavía para preparar una gran cena. Estoy segura que las charlas y bromas son más efectivas que cualquier masaje o energizante para comenzar la siguiente semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario