sábado, 14 de noviembre de 2015

Terrorismo, respeto y educación

Desperté con la noticia de los ataques terroristas en París. No pude evitar ver decenas de fotos con el slogan #PrayForParis, que me parecen conmovedoras, pero siento la necesidad de ver más allá de eso.

Cuando empezó el terrorismo? Aunque el término mismo es reciente (se ha definido "terrorismo" en la legislación de EEUU en 1983, y mucho después en otros países), las actividades violentas que se dan por motivos políticos y amenazan la sociedad en su conjunto existen desde el inicio de la historia, con probables indicios en la misma Biblia y documentación desde el s. XI. 

Que hay detrás de todo este odio? me cuesta pensar que es puro egoísmo. Los seres humanos somos idealistas por naturaleza, y aunque la lucha de poderes grandes mueve a muchos ingenuos que terminan en medio de la línea de fuego, tienen que haber también otras razones detrás de ello. Tenemos todavía frescas las imágenes del ataque a la revista Charlie Hebdo con 12 personas muertas como resultado y la conmoción masiva inundando las redes sociales con el slogan #JeSuisCharlie. Cuando pocos meses más tarde murieron 147 personas en el ataque a la universidad de Garissa en Kenia no hubo el mismo revuelo, pero no voy a manifestar mi opinión al respecto ahora. 

No soy una especialista en ninguno de estos temas ni pretendo serlo. No conozco la revista, pero me voy a remitir a una de las portadas. No hablo francés (y es muy probable que las personas que estuvieron detrás del ataque tampoco), pero para muchas personas que han crecido dentro de la religión católica esta imagen puede ser indignante. Es cierto que la libertad de expresión es un derecho y que no se hace daño con un lápiz. Pero hay que ver más allá de la realidad propia. Shailja Patel, poetisa y activista de Kenia, escribió "The Funnies", un escrito que llama a una reflexión más profunda sobre el tema y dice mucho más de lo que yo podría decir.

Saliendo de la ola de comentarios sobre los atentados, me encontré con una agradable entrevista a Malala Yousafzai -esta niña/leyenda que va a cambiar el mundo con su lucha por la educación igualitaria para todos los niños y niñas- a propósito del lanzamiento de la película que trata de su vida y la causa que defiende. Habiendo sobrevivido a las balas ella misma, tiene una visión más amplia de la realidad que muchos de los que se consideran adultos en nuestro medio. Y al parecer ésta es la respuesta. La educación, si no infunde amor y fanatismo por el conocimiento, al menos infunde respeto. Y ese respeto involucra el que se siente por culturas y religiones distintas a la nuestra. Muchas acciones cargadas de odio pueden tener por detrás un sentimiento mucho mas grande. La religión misma insultada, familiares muertos (no olvidemos los múltiples ataques de Estados Unidos, Francia y otras potencias en Medio Oriente) u otros motivos. La educación es el único modo de frenar todo este odio. Como dijo Martin Luther King, "La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad, sólo la luz puede hacer eso. El odio no puede expulsar el odio, solo el amor puede hacer eso". Y bueno, no se puede amar lo que no se conoce. 

2 comentarios:

  1. Martin Luther King, "La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad, sólo la luz puede hacer eso. El odio no puede expulsar el odio, solo el amor puede hacer eso"
    Thank you Mimi

    ResponderEliminar
  2. gracias Ro! pensé que ya nadie leía mis rollos existenciales. Te quiero.

    ResponderEliminar