sábado, 27 de febrero de 2016

Del amor y otros demonios

Ppl say que se te nota en la mirada... que vives enamorada... y je ne sais pas.

Son tonterías, digo yo. Pero luego termino dándome cuenta de que mi caso es peor que el de los demás, porque en Condiciones Normales (yeah, venga un chiste químico) estoy enamorada de la idea del amor, pero no de una persona en específico.

Puedo decir ahora con toda seguridad que me he enamorado dos veces en mi vida. La primera en la etapa de colegio, uno de esos amores puros, casi de niños. Sigo amando al niño (fanta, basketball y el rey león) que existía en mi cabeza, y aunque el hombre que ahora está en su lugar ahora es otra persona, sigo deseando que tenga toda la felicidad que ese niño merecía tener.

El segundo, es historia reciente. Corta, linda, dolorosa, complicada. Algo así como lo de Oliveira y la Maga. Un encuentro bizarro entre dos mundos incompatibles. El norte y el sur, como diría Arjona, la misma porquería (si, odiamos a Arjona, pero hay que admitir que esa es de sus mejores canciones). Una cosa loca de spanglish, un intento nulo de aprender le français y un disfrute silencioso del acento gracioso de los balcanes. Otro rollo, diría un mexicano.

Lo escribo para que se me pase. O para que se me quede. Quien sabe. En un período turbulento de la vida de uno (no hay mucho que malpensar acá, los últimos meses del semestre académico en un programa de maestría altamente competitivo en Europa son una pesadilla para cualquier latino promedio) se extraña a todo y a todos en casa. Y el chico en cuestión, tiene una personalidad tan compleja que es capaz de semi-reemplazar a muchas de las personas que se extrañan. Reemplazar jamás - es algo que he entendido gracias a una amiga (alias Le petit prince)- pero llenar muchos espacios que de repente quedaron vacíos en mi ser (algo de mi papá, algo del Tico, algo de mis mejores amigos, et al.). Acá vale citar el inicio de una película (si, siempre es buena idea esa). Se llama The Intern (pa, si estás leyendo esto, vean la peli con el gatito. Es gran peli, la he descubierto en el avión mientras trataba de alejar la cabeza de las Naciones Unidas y sus dilemas).

Robert de Niro: “Don't get me wrong, I'm not an unhappy person. Quite the contrary. I just know there's a hole in my life, and I need to fill it. Soon."

Lo único que sé es que me he enamorado de una idea, probablemente, pero no existe una idea más perfecta para mí en este momento. Gran descubrimiento para mí, que había perdido la esperanza de poderme ver involucrada en este tipo de sentimientos que tan bellamente describen los artistas y que siempre he visto con algo de celos y melancolía. I fell in love with a guy that has a brain that is bigger than his ego, and who had the capacity to kill my ego on a daily basis without hurting me, to make of myself a better person. A guy that was not affraid of sharing his friends with me. A joker and a funny person (lol). The guy was kind of adictive, btw. But a nice guy, at the end of the day.

En fin ... lo lindo y triste de esta situación es que todo el tiempo nunca se supo si estaba en la cabeza de uno o en la cabeza de ambos. Y está bueno, porque ahora seguimos siendo almas libres y sin attachments. We managed to remain friends. But sometimes it is just sad.

Nada de que preocuparse. El amor, en todas sus formas, siempre lo protege a uno. Nunca es malo. Por eso debe ser que soy una chica afortunada. Demasiado amor, y yo siempre sin poder devolverlo de la forma correcta. Las amigas me decían siempre, eres una malvada, un día de estos te va a pegar el karma y te va a pegar duro. Y así fue. Pero no fue tan duro. Fue mas bien, como diría María, gentil.

Y así, la vida. Como les digo a todos: volveré y seré millones (aunque esto suena a broma política aprovechando la actual coyuntura nacional). Quizá sea más adecuado un "volveré, como las oscuras golondrinas". Volveré a mí, a la tierra y a mi familia. I'll just go home, and it's going to be fine. Till then... patience.

Cronopio acá, enamorado, tratando de quitarse lo fama del mundo de encima.


P.S. Yo no buscaba a nadie, y te ví. (Paez, 1992).


References:

Paez, Fito. Un vestido y un amor. El amor después del amor. Buenos Aires, 1992

3 comentarios:

  1. Juntaba margaritas del mantel? jajajaja Mi queridisima cronopia leer este magnifico post fue como una de esas charlas a la luz de las velas en algun lugar paceño en los que extrañamente siempre habian velas (esos cafes, etno y demas lugares cronopianos) creo que nos acompañaban lo que duraba la charla o necesitabamos mas... el punto es que me vino saudade (pues si metamosle portugues mas) de aquellos tiempos de gloria (y que van a volverse a reactivar una vez que nos volvamos a encontrar en nuestro ambiente natural he dicho!) pero lo mas curioso aqui es que como siempre pensamos exactamente lo mismo y es que creo que tenemos amor cronico por la vida por esa idea que se presenta de vez en cuando en alguien (debe ser jodido algun dia lo experimentare supongo :)) pero me parece que esa experiencia es eso mas es agregarle un pasaje un cuento a nuestra historia de vida sabes?... y si las amigas siempre recordando lo malo que es el Karma pero como te decía esta amiga... who cares?! o no? jajajaja el punto es que todavia las cosas siguen el mundo gira y como siempre logras asimilarlo te hiciste resiliente y lo seguiras haciendo en miles de cosas... ya sabes lo de siempre "vuelve sebastiana" "no te vayas chavo!" sabes que siempre yo te estare esperando asi sea en La Paz u otro destino ya que nuestro epico encuentro al otro lado del mundo no se pudo dar :( (maldito presupuesto y estas cosas adultas jajajaja) siempre hay un lugar donde se vuelve como sea... saludos y si por favor creemos un repelente antifamas que suficientes ya hay en el mundo
    Attentamente Tu CronopiAnis :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cronopiaaaaa puucha tu comentario es mas bueno que mi blog!!!! Vieja me he reído la vida, y después me ha dado saudade... te quiero crónicamente, lograremos el encuentro épico en cualquier momento de la vida y espero que sea en un boliche Sopocachiense.. o en uno similar en algún rincón del mundo :) semillas resilientes somos!

      Eliminar
  2. Quiero aclarar, para los que me conocen, que el Chente es un caso especial en mi vida. En este caso, no me he enamorado, sino que he aprendido a amar. Y sigue siendo el chico (fuera de mi familia) a quien mas amo en el mundo, aunque ya no estemos juntos como pareja.

    ResponderEliminar