domingo, 24 de mayo de 2015

La contaminación del lago Titicaca y la falta de seriedad en las soluciones propuestas

Hace pocos días se hizo noticia nacional la aparición masiva de ranas, patos y peces muertos en los alrededores del lago Titicaca. La misteriosa mancha de "agua verde" se estaría expandiendo y matando toda forma de vida a su paso.

La verdad es que el color verde característico de la eutrofización de las aguas del Lago es una  de las señales que hace varios años los ecologistas en Bolivia han usado para llamar la atención de las autoridades y de una sociedad civil aletargada. La falta de sistemas de tratamiento de aguas y residuos sólidos que se vierten directamente en el lago producen este fenómeno que tiene como consecuencia principal el bloom de algas y el agotamiento del oxígeno del agua, con la muerte de las especies que necesitan de ese oxígeno para vivir.

Pero como necesitamos que suceda una tragedia para tomar cartas en el asunto, tuvo que darse esta para que la población y las autoridades se alarmen. Se llamó a una campaña "masiva" de limpieza de la zona afectada del Lago.

Con una convocatoria no muy significativa para la magnitud del problema, las autoridades nacionales competentes movilizaron a estudiantes y voluntarios para recoger en una jornada, sin suficientes herramientas ni equipos de protección, la mayor cantidad posible de basura acumulada en algunos puntos.


Obviamente, los resultados son apenas perceptibles. Las áreas limpias gracias a la basura recolectada por 400 personas, sin suficientes bolsas y unos cuantos azadones, se volverán a llenar de basura en poco tiempo con ayuda del viento y las lluvias. Mientras tanto, los efectos de la contaminación se expanden.

Si bien estas campañas ayudan a que los ciudadanos conozcan el problema de la contaminación de cerca, éstas campañas no van más allá de la concientización a grupos muy pequeños como para lograr cambios en el corto plazo. Se necesita maquinaria para remover la basura, jornadas largas y bien planificadas, con inversiones significativas y las personas ayudando, pero en la agrupación de la basura y no en la recolección en sí.

Necesitamos seriedad en las soluciones propuestas. Esperamos que la solución integral prometida por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua a ser presentada el 20 de junio sea coherente con la magnitud de este problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario